CRÓNICA DE UN VIAJE A PARÍS. 4º DE ESO, 2015.

Pedro Emilio López Calvelo. Dpto. de Geografía e Historia.

GALERÍA DE IMÁGENES.

Cumpliendo con una larga tradición del Centro entre los días 22 y 26 de Marzo se ha realizado el Viaje de Estudios de 4o de ESO a París. Actividad organizada por el Dpto. de Actividades Complementarias y Extraescolares y coordinada por el Dpto. Francés, han participado un total de 41 alumnos y alumnas acompañados por tres profesores: Ma Teresa Macías (Dpto. de Francés), Lázaro Muñoz (Dpto. Matemáticas) y Pedro Emilio López (Dpto. CCSS, Geografía e Historia).

Salimos tempranito de Cáceres el domingo día 22 y llegamos a París a media tarde; luego, tras instalarnos en nuestro alojamiento de estos días, nos fuimos a conocer uno de los monumentos emblemáticos de la ciudad: la torre Eiffel. Después de hacernos 500.000 o 600.000 fotos – individuales y colectivas, eso sí- paseamos por sus alrededores y, ya de noche, subimos al primer piso de la torre donde disfrutamos de las magníficas vistas de la ciudad. Completamos la noche con paseíto nocturno por los alrededores de la catedral de Notre-Dame; tras cenar por la zona nos fuimos al hotel.

2Dia (251)El segundo día, soleado y primaveral, lo empezamos subiendo a las torres de Notre-Dame de París con sus famosas gárgolas y quimeras –segunda visita a un sitio alto- y viendo el interior de la imponente catedral. Andando por las cercanías del río Sena fuimos conociendo la zona centro de París: el Hôtel de Ville, la Conciergerie,… hasta llegar al famoso Centro Pompidou, en cuyos alrededores comimos. Después, siempre andando junto al Sena (este día anduvimos mucho), nos dirigimos hasta el Museo del Louvre y, tras esperar en la inevitable cola para entrar, nos fuimos a “la caza” de la obra de arte, completando el guión de actividades que nos entregaron los profesores… entre ellas la más emblemática de todas: la famosa Mona Lisa llena, como era de esperar, de admiradores. Tras la visita al Museo nuevo paseo hasta llegar a nuestro último destino turístico del día: el embarcadero de los Bateaux-Mouche… paseíto agradable por los jardines de Luxemburgo, plaza de la Concordia y ribera del Sena; al atardecer nos embarcamos en uno de estos grandes barcos que navegan por el Sena pudiendo apreciar, ahora desde el agua, lo bonita que es esta ciudad. Tras el paseíto en barco, cena en el Barrio Latino y al hotel.

El tercer día de nuestra visita París nos recibió con tiempo nublado y lluvioso… ¡mala suerte¡ Nos desplazamos en metro a la zona de Montmartre para visitar la basílica del Sacré-Coeur (otro sitio alto de la ciudad) y paseamos tranquilamente por el bohemio barrio lleno de pintores hasta bajar al barrio de Pigalle, en el que se ubica al famoso Moulin-Rouge donde comimos, ese día tempranito. 3Dia (2b)Nuevo viaje en metro, ahora hasta el Museo d’Orsay, cola bajo la lluvia y visita a este interesante museo de arte con pinturas y esculturas de los siglos XIX y XX. La lluvia ya no nos abandonó durante todo el día, lo que entorpeció, y hasta impidió, el programa de visitas previsto desde la plaza de la Concordia hasta el Arco del Triunfo, recorriendo la plaza Vendôme, la Ópera, la iglesia de la Madeleine, los Campos Elíseos…, ¡nada!, tuvimos que tomar el metro directo hasta el Arco del Triunfo al que subimos y pudimos visitar –cuarto punto alto del viaje- bajo la lluvia. Cenamos en la zona de los Campos Elíseos y… a dormir.

Y llegó el día… a EURODISNEY; el cuarto día de viaje nos fuimos todos a Disneyland París: allí, entre atracciones, tiendas, Pluto, desfiles, actuaciones, más atracciones, Mickey Mouse, etc, etc,…pasamos un día requetedivertido. Al final, de vuelta a París, los profes se empeñaron en visitar, ya de noche, la parte de la ciudad que no pudimos ver el día anterior por la lluvia: paseo nocturno por la Ópera de París, la plaza Vendôme, la iglesia de la Madeleine, la plaza de la Concordia. Cenamos, muy cansados, en la zona del hotel.

El último día de nuestra estancia en París, antes de que, al mediodía, nos fuésemos al aeropuerto, los profesores nos tenían reservada una sorpresa: como nos quedaba parte de la mañana libre y estaba cerca de nuestro alojamiento, nos llevaron a visitar… ¡un cementerio!, pero, eso sí, no un cementerio cualquiera, sino el famoso y muy visitado cementerio Pere-Lachaise en el que están enterradas una gran cantidad de personalidades célebres (escritores, pintores, músicos, militares, filósofos,…): en el poco rato que pudimos visitarlo encontramos la tumba de Jim Morrison, mítico líder de The Doors, muerto en 1971; la lluvia y las prisas por volver a por las maletas nos devolvieron al hotel y, desde allí, al aeropuerto Charles de Gaulle, al de Barajas y, finalmente, a casa.

¡Hasta otro viaje!

Anuncios

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: